Diferencias entre el lomo y el lomito ibérico

Lomo ibérico de bellota

El mundo de los embutidos ibéricos es amplio, exquisito y ofrece multitud de productos. Todos ellos de gran calidad y diferentes los unos de los otros.

En el post de hoy os queremos hablar del lomo y el lomito, dos embutidos ibéricos de gran prestigio y muy parecidos a simple vista, pero con diferencias que hacen a cada producto único. Te contamos las principales diferencias entre el lomo y el lomito para que sepas distinguirlas a la perfección.

Lomo y lomito de bellota
Lomito ibérico de Bellota y media caña de Lomo ibérico de Bellota José Jara

Lo primero que tienes que saber es que la caña de lomo y el lomito proceden de partes distintas del cerdo. El lomo se extrae, como su propio nombre indica, del lomo del cerdo, situado bajo las costillas y pegado al espinazo. El lomito, en cambio, procede de la presa ibérica, un músculo que se encuentra entre los omóplatos del cerdo. 

Diferencias entre el lomo ibérico y el lomito

Para poder diferenciar correctamente estas piezas debes tener presente dos aspectos fundamentales: el aspecto y el peso. El lomo se presenta en una caña más larga, mientras que la caña del lomito es más corta.

Otra diferencia la podemos observar una vez cortado el embutido. La carne del lomo ibérico y del lomito son diferentes, por lo que su sabor y textura también lo son.  El primero tiene una carne menos grasa, muy suave y tiernas. Por otro lado, el lomito, cuenta con vetas de grasa mucho más grandes y un sabor más intenso.

Lomo ibérico de bellota
Lomo ibérico de bellota José Jara presentado en finas lonchas

Como ya te hemos dicho, el peso es otro aspecto que los diferencia. Un lomo suele ser mucho más grande y pesado que el lomito. Una caña de lomo puede alcanzar los 1,600 grramos , mientras que el peso del lomito ibérico de bellota suele oscilar entre los 200 y los 300 gramos.

El lomo ibérico de Bellota José Jara®

El lomo Ibérico de bellota es un embutido de una calidad y sabor excelente que se elabora con la pieza de lomo. En José Jara® todos los lomos se aderezan con ajo, orégano, pimentón y sal común, todos de la mejor calidad. Para conseguir esta pieza, se debe dejar secar de tres a cuatro meses aproximadamente para que madure y adquiera su sabor característico en nuestra Bodega Artesana Tradicional.

La carne que se usa para elaborar un lomo ibérico se regula por la norma del ibérico, de la misma manera que se hace con el jamón ibérico. Por ello, dependiendo del tipo de cerdo y su crianza en nuestra tienda encontrarás:  Lomo Gran Selección José Jara®, Lomo de Bellota 100% Ibérico José Jara®, Lomo de Bellota Ibérico 50% José Jara® y Lomo de Cebo de Campo ibérico 50% Raza ibérica José Jara®.

Lomo de bellota 100% ibérico
Lomo ibérico 100% bellota José Jara

La carne usada para elaborar el lomo ibérico de bellota es rica en cobre, mineral imprescindible para los huesos y cartílagos, calcio, zinc, magnesio, fósforo, selenio y vitamina E, este último gran antioxidante.Además, es una gran fuente de proteínas y proporciona vitaminas B1, B6, B12 y ácido fólico, altamente beneficioso para el sistema nervioso. Por otro lado, el elevado contenido de ácido oleico de esta carne, hace que sea la más cardiosaludable de las grasas animales. Esto supone que aumente el colesterol beneficioso (HDL) y disminuya el conocido como “colesterol malo”

El lomito ibérico de Bellota José Jara®

Su nombre es debido al gran parecido que comparte con el lomo, por ese motivo se suelen confundir ambos productos.

El lomito de bellota 100% ibérico José Jara® se produce con un proceso muy parecido al que se sigue para elaborar la caña de lomo, pero, como ya hemos dicho anteriormente, la diferencia es el tipo de carne que se utiliza. 

Lomito de bellota (Presa)
Lomito ibérico de Bellota José Jara

Otro factor con el que coinciden es el tiempo de secado. También se debe dejar secar unos cuatro meses para que madure y consiga el sabor, textura y aroma adecuado propio y característico de este embutido.

El lomito de bellota 100% ibérico se condimenta con sazonadores de la mejor calidad: ajo, orégano, pimentón, sal común.

Esta pieza es conocida por ser una de las más exquisita y selecta que se obtiene del cerdo ibérico gracias a su jugosidad y sabor.  

¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otras entradas del Blog

Abrir chat
1
Hola, 👋
¿En qué podemos ayudarte?