El origen de la palabra Jamón

Corte perfecto de jamón con cuchillo jamonero

El jamón es uno de los alimentos más queridos de la gastronomía española, además de ser reconocido internacionalmente gracias a su sabor, aroma y propiedades nutricionales. Este alimento lleva siglos formando parte de nuestra dieta, y sin duda, se trata del entrante que nunca puede faltar en comidas y cenas.

En José Jara® te hemos contado muchas cosas acerca del jamón, el proceso de curación, las diferencias entre el jamón ibérico y el jamón serrano, y explicar por dónde empezar un jamón. ¿Pero cuál es su origen etimológico? ¿De dónde proviene la palabra jamón? Te lo contamos.

Para contestar la pregunta de dónde viene la palabra jamón, hay que echar la vista muy atrás. El origen de la palabra Jamón lo encontramos en el griego, en el término Kampé de esta lengua, y significa curvatura o articulación curvada de un miembro, o corvejón (articulación de las patas traseras de los cuadrúpedos que une la parte inferior de la pierna y la superior de la caña) de una pata de animal. El término Kampé evolucionó y pasó al latín clásico convirtiéndose en la palabra camba, utilizada vulgarmente para referirse a la pata o pierna de animales o personas.

A medida que el latín evolucionó en las diferentes lenguas romances, también lo hizo el término camba, que fonéticamente evolucionó a gamba que, aunque lo parezca, no está relacionado con los crustáceos marinos que tanto nos gustan, sobre todo si hay un plato de jamón ibéricos al lado. Lo que ocurre es que gamba en italiano es pierna.

Jamón 100% Bellota osé Jara

Con el paso de los siglos, el término siguió evolucionando y llegó a España, procedente del francés romance. La palabra Jambe empezó a usarse en Francia, bajo el significado de pata o pierna en francés y fue en el siglo XIII que el término pasó a convertirse en jambon, que significa jamón en francés.

En cuanto a la llegada a España de este término, se cree que la primera vez que se escribió la palabra jamón fue en 1335. De hecho, parece ser que la palabra jamón no se extendió demasiado en nuestro país hasta más adelante, ya que se usaba la palabra pernil para referirse a la pieza completa del jamón. El término Pernil procede del latín y se define como la parte comestible del muslo de un animal.

Lo que ocurrió fue, según cuentan, que la palabra pernil no tuvo mucho éxito y, poco a poco, fué quedando en un segundo plano, ya que la palabra jamón consiguió popularizarse más. De hecho, en la actualidad, la palabra pernil se usa en ambientes más bien rurales, además de en el catalán, lengua en la que pernil significa jamón.

En definitiva, la palabra jamón tal y como la conocemos hoy en día, no evolucionó directamente del latín al español, sino que nos entró a castellano a través del francés.

En otras lenguas, el origen de la palabra nada tiene que ver con la procedencia del término jamón castellano. Por ejemplo, en italiano la palabra “prosciutto” (jamón) proviene de “prosciugare”, que significa “secar bien”, al igual que “presunto”, que es como denominan al jamón en portugués.

¡Comparte!

Deja un comentario

Otras entradas del Blog

Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola, 👋
¿En qué podemos ayudarte?